Ratas (I)

Tengo una bandada de sucias ratas en el estómago que no paran de moverse rápido. Escucho el sonido amenazador de sus dientes, sus patas arañan las paredes y van alimentándose de toda esa comida que les llega a través del esófago. Ñam, ñam. Desde hace tiempo, estas criaturas ágiles recorren mi cuerpo y saltan por una y otra capa con mucha ligereza. Desde hace tiempo, se reproducen.

Hacia el sur, más y mejor

Existen tantas alternativas
como podamos imaginar
el reto es
imaginar más
imaginar mejor

Las rocas

La niña se asoma
con su cinta azul bien colocada
la miro, me mira,
nos reconocemos
Pero la casualidad no seduce
y ella se marcha a la cueva
de la que hace tiempo llegó
Antes de irse me deja un regalo:
la maravillosa
conciencia
de lo perdido

Carne

Crezcamos con el viento sobre nuestras cabezas
con los frutos en el regazo
y los lobos hambrientos lejos
de tu carne aún tierna,
de mi carne agrietada

Titirilandia

Imagino a los dos titiriteros de Tetuán, en su celda, conversando con otros presos.

-¿Y tú por qué estás aquí?- le preguntan al compañero más cercano.

-Porque maté a mi esposa después de violarla y quemarla en repetidas ocasiones. La verdad es que se me fue la mano, porque ese día no pretendía pasar de los insultos. Pero me tenía muy harto y al final uno no sabe controlarse y pasa lo que pasa. En fin. ¿Y vosotros?

-Por hacer un  teatro de títeres.

No solo, que también

Y así seguimos. Que si el feminismo es lo contrario del machismo y que a mí los extremos no me gustan. Que si son unas radicales, unas feminazis, que ahora se ha puesto muy de moda y me sube la adrenalina si lo digo muchas veces, sobre todo en foros y enlaces de facebook. Que las mujeres ya lo tienen todo conseguido y que no sé qué más quieren. Que ya están en todos los sitios. Sí, mucha igualdad pero vosotras entráis gratis a las discotecas. Que las feministas están siempre enfadadas. Y odian a los hombres. Y son todas lesbianas. O putas. Que se toman a mal hasta un piropo dicho con gracia. ¿Y con esas pintas vas a ir? ¡Arréglate un poco! Que de verdad te lo digo, si las maltratan más de una vez es porque se dejan. Y algo habrán hecho. Porque si no cogerían la puerta y se largarían, ¿o no? Que también hay denuncias falsas. Y además, de la violencia de mujeres a hombres no se habla.

Y así siguen. Cada día. Hablando sin informarse, sin contrastar, enarbolando una bandera casposa y sucia. Perpetuando creencias e ideas distorsionadas. Juzgando constantemente.

26 de enero y 9 asesinatos machistas. Justo detrás, la ristra de absurdos discursos y frases negras. Un poco más atrás, todo lo que no se ve ni se dice. Por eso es tan importante educar y visibilizar, como hace Pamela Palenciano Jódar a través de su monólogo ‘No solo duelen los golpes’. Inmensa mujer  e inmenso trabajo. Siempre gracias.

Trabajo

Nos preguntan, de vez en cuando, que si tenemos trabajo.
Sí, lidiamos cada día con esta corrosiva y veleidosa vida.
Tenemos trabajo,
mucho,mucho, mucho trabajo