No dejan escribir

Viajar entre poetisas te lleva a recordar a otras grandes.Hoy mi mirada filtra a Gloria Fuertes:

Trabajo en un periódico,
pude ser secretaria del jefe
y sólo soy mujer de la limpieza.
Sé escribir, pero en mi pueblo
no dejan escribir a las mujeres.
Mi vida es sin sustancia
-no hago nada malo-;
vivo pobre.
Duermo en casa.
Ceno un caldo y un huevo
-para que luego digan-.
Compro libros de viejo.
Me meto en las tabernas,
también en los tranvías
me cuelo en los teatros
y en los saldos me visto.
Hago una vida extraña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s